SEÑORAS HUECAS

Hoy tengo un día ardiente
no se trata de un día en el que tengo calor
no se trata de un cuerpo deseando cuerpo.
Se trata de un ardor visceral/cerebral
porque cuando me entero de que la gente habla de mí
me traiciona, acuchilla y socava mi reputación...
ARDO.
Optar por la indiferencia,
hacer como si nada
parecería la opción más inteligente
y que hablen...
Pero, yo no soy una famosa de tres al cuarto.

Yo soy una trabajadora de la palabra
por eso, desahogo mi estómago vomitando éstas.

El aburrimiento
llenar las horas de espera, horas vacías de señoras huecas.
Y es que, nunca va a morir la cotilla,
que hablando de los demás
evita hablar de sus miserias.

Pobres mentes atrofiadas,
un libro de vez en cuando,
un relato, un poema
ya no digo una novela
que son demasiadas palabras
para gente tan espesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Regálame tus palabras...