ABRIÓ EL PECHO DE NUEVO


 
Había escuchado todas canciones
y  cuando la oyó
creía que era una de tantas.
Su dolor estaba muerto
sus lágrimas
horadaban despeinadas sus sienes
su sexo encallecido
entendía a medias
las maniobras que hacían palpitar el olvido...

Cuando aquellas notas salpicaron la mañana
la resaca remolona se escondía debajo,
en la alhomada.
Cuando la melodía se arrimó a la esperanza
abrió el pecho de nuevo
dolía menos,
dolía tarde.

Esa misma noche
la maleta
descendía de puntillas las escaleras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Regálame tus palabras...