...Y EL COLE ESTABA LEJOS

Se le estropeó el peor día
se le estropeó cuando el camino
estaba abierto
cuando todo en la mochila.
Se le estropeó
y no se pudo hacer nada.
La mirada agotada
la cordura aburrida
mustia, mordida, muda...
Y dijo adiós sin voz.

Se le estropeó la madre.

Y el cole estaba lejos
y llovía dentro
y no tenía a nadie
y el dolor,
no se cansaba nunca.
Me dijo hola
y se me paró el mundo
me dijo hola
y no podía respirar.
Me dijo,
-llévame,
se me acabó la madre.

13 comentarios:

  1. no tenia a nadie y el dolor no se cansaba nunca...

    Un achuchon Bego, me encanta este poema.

    ResponderEliminar
  2. "Se me acabó la madre..."
    Qué verso tan bonito y triste y sencillo y directo.

    ResponderEliminar
  3. No puedo imaginarme una tristeza mayor en lso días de infancia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No vale repetir lo de otros comentarios más arriba, pero es que bego, el verso de "se me acabó la madre..." me encanta.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Calipso, gracias me alegra dentro de lo triste que es el poema que te guste.

    Besitos.

    Fusa, bienvenida, alguna vez me he asomado a tus espacios y me gustan... Casi siempre lo más sencillo es lo que más llega al corazón.

    Cariñitos.

    Alfaro, fíjate que no puedo evitar llorar cada vez que lo leo, es una venganza por haberlo creado, no sé...

    Arrumacos.

    Ángel, es duro es un lamento tan hondo como los padres de tu poema.

    Achuchón.

    ResponderEliminar
  6. ... cuando todo en la mochila.
    Qué imagen! Estás imparable, Bego.

    ResponderEliminar
  7. ¡Impresionante! Begoña, estás que te sales.
    Besazo

    ResponderEliminar
  8. Begoña, estás imparable en tristeza.. esa angustía la conozco en ojos de otros y sé de lo que hablas, Hermoso y triste, un abrazo, y cuídate.Eva

    ResponderEliminar
  9. A mí me ha gustado mucho lo de "y el dolor, no se cansaba nunca".

    Un abrazo Begoña.

    ResponderEliminar
  10. Begoña, pierdo los comentarios, supongo que vagan en un limbo más agradable que el de los niños sin bautizar, jajaja

    Me gustó mucho ese se me acabó la madre. No sé si es por la pérdida de la infancia o por el abandono, pero es hermoso y triste.

    Veo que te salpicaron las moscas demoinianas.

    Un besote

    ResponderEliminar
  11. Jose Luis, Pepe, Eva, Javier, Isabel. Gracias por vuestras palabras.
    Me emociona sentir que cada uno saca una lectura y que cada verso una vez parido tiene vida propia.

    Me hacéis mucho bien, arrumacos a tutiplén.

    ResponderEliminar
  12. Me ha impresionado este poema. Maravilloso.

    ResponderEliminar
  13. Qué terrible belleza la de este poema. Qué conmovedor y qué bien escrito...

    Un saludo emocionado. Soco

    ResponderEliminar

Regálame tus palabras...