SIN PERMISO

Nada ni nadie
evitará que sea quien soy.
Nada ni nadie
evitará que sea
una mujer que se mira
y ve lo que hay,
sólo lo que hay.
Nada ni nadie
podrá reducirme
moderarme
moldearme...
Yo soy la persona esencial
de mi vida.
Y tal vez
muchos prefieran no mirar
no verme
no sentirme
no visitarme
no vivirme...
Qué más me da.
Hoy escribo estos versos
con el descaro
del que se sabe al margen,
me permito esta licencia.
¿Hago mal?
Me quiero
y me da la gana decirlo
porque puedo
porque soy yo
quien escribe estos versos
y no tengo que pedir permiso.

11 comentarios:

  1. Haces bien, Begoña. Lo que te dé la gana. Acabo de escribir algo así como que no estoy dispuesto a dejar de hacer lo que quiero. Ahora lo cuelgo.

    Bss.

    Y olvídate del demoine ése.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que no haces nada mal queriéndote. Es esencial para ser feliz.

    Hacía un tiempo que intentaba hacerte algun conentario y no podía. Me gusta mucho como escribes y deseaba decírtelo.
    Te sigo. Un beso. Soco

    ResponderEliminar
  3. pues claro que sí bego, como zuñi, adelante, tú la primera y nada más que tú, adelante pues.


    y al lemoine ese que le den, lo siento bego pero lo digo como lo siento.


    voltios.

    ResponderEliminar
  4. Y eso es lo bueno. Me encanta el poema.
    abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Jose, gracias hay que ser uno mismo nada más, que ya es bastante.

    Abrazote.

    María Socorro, muchas gracias, estás en tu casa, siento que llegues con cerraduras, confío en que pase el temporal.

    Cariñitos.

    Ángel, gracias un poco de ego no viene mal y respecto a el tipo ése, esperemos que se canse.

    Arrumacos.

    Peter, mil besos y mil gracias por ser y estar.

    ResponderEliminar
  6. Valentía, determinación,tú misma...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Alfaro muchas gracias por pasarte, tú sí que eres valiente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Para poder amar, para saber amar, hay que aprender a amar primero a uno mismo...esa es la gran práctica de la vida, que no te enseñan en la escuela ni en los curros...esa es la parte que se olvida, y se recuerda y se vuelve más intensa cuando el camino se hace duro.

    Esta es mi visita. Te envio un fuerte abrazo de oso y muchos muakas

    ResponderEliminar
  9. Aurora me emociona tu fidelidad, muchas gracias por venir y por entenderme.

    Abrazo con achuchón.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado esa frescura Begoña, ese sacar pecho ante la vida. Muy bueno.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias mi niño, por lo menos lo intento cada día.

    Fuerte achuchón.

    ResponderEliminar

Regálame tus palabras...