De "Palabras insomnes para curar a un murciélago herido"

Dilatada la luna
perdona los nombres que hieren
hombres poco honorables, injustos
que rompen verdades
y contagian verdes ejemplares
palabras turbias, que opacas
se comparten.
Mi salvaje cabizbajo
mi salvoconducto iluminado
mi protagonista.
Él, que me propina pensamientos sumisos
canciones penumbra
Sonámbulas estampas
que en esta noche torpe me guian.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Regálame tus palabras...