MINUTOS MUERTOS


Sentir lánguida la mañana
pesado el presentimiento amorfo
anodina la respiración del que late.

No asimilo la información que miente
que pretende anular la razón mordida.

Estoy despierta en un mundo agonizante
lo que miro no me ve
lo que se apoya en mi espalda
pesa demasiado poco para tanta emoción
contiene el peso lamido
del que corre descalzo
y persigue el día pasado
la hora pasada
los minutos muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Regálame tus palabras...