PERO NO PUEDE MIRAR POR LA VENTANA

Limpio mi boca de lo que amarga
la garganta no deja de protestar
la lámpara que protege mis ojos
no defeca sueños
no protesta contra lo que sucio
se ofrece a esta hora.
Ya no es de madrugada
y hurgar en la llama
hasta quemarse
no hace bien al hombre deshechado.

La mujer hoguera
está cansada
declama versos conspiradores
en púlpito de melaza
la mujer sola
visita muertos parlantes
ha de ser opaca
ha de esconder cadáveres
desvalijar ofrendas
desordenar cabellos decolorados...

La mujer libre
sabe de prisiones balsámicas
pero no puede mirar por la ventana
la red que abarca su frente
deja poco abierto
abismo a la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Regálame tus palabras...