TODAVÍA ES LA VIDA...

Siempre tuvo mucha prisa
anunciaba a golpe de vermú el mediodía
se sacudía el polvo por la noche
y se conducía por la ciudad revuelta.

Algunas le decían fresca!!!
Mi abuela la conocía bien
-fuimos juntas a la escuela
poco, pero nos reíamos...

Ahora, después de la siesta
se sienta a contemplar
al paisanaje que camina la avenida...

Ha cumplido los ochenta
y todavía es hermosa
y todavía está fresca,
con su pelo rojo,
sus labios
sus uñas...

y todavía es la vida
que se antoja diferente
con sus rojos tacones venidos de allí,
donde se sueña.

8 comentarios:

  1. Ves tu si que captas la esencia de la vida.Gracias besos

    ResponderEliminar
  2. Y es que mientras hay sueños, hay vida ;-)

    ResponderEliminar
  3. Recordaba este poema casi en su totalidad, es muy bueno, sobre todo ese final que llega del lugar de los sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me he enamorado de esos tacones que vienen de all, donde se sueña.
    Achuchón.

    ResponderEliminar
  5. Qué hermoso poema, lleno de sentimiento y generosidad poética... me la imagino y me conmuevo.

    ResponderEliminar
  6. hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Una mujer libre pues, qué recordará sentada en ese banco habiendo vivido tanto..

    ResponderEliminar
  8. Hay miradas que se alargan hasta la línea del horizonte donde reposan los sueños... Precioso.

    Besos taconeaos ;-)

    ResponderEliminar

Regálame tus palabras...