HIJA DEL DUERO

Fotografía realizada por la "la hija del Duero" Adriana Rguez Leonardo.

La arena
niña de hoy
acaricia tu piel
ayer la mía.
Clara es la luz
que alivia al Duero en la espera
sola, la palabra
duradera en la orilla
respira tus encantos de niña/mujer.
Mecida en sus aguas de ayer
intrépida,
conquistando lo que fluye,
hoy contemplo lo que eterno se vence
coqueta
dejándose
alejándose
aclarando en un líquido poderoso
el futuro
preguntando por el peso del cielo
de las nubes
de la tierra,
por el peso del mundo.
Aguas crecidas
aguas desbordadas
aguas enlodadas en silencios.
Secuencias que se pasean
por mi mente adulterada/acidulada
de adulta que sólo recuerda...
Y llega septiembre torturador
merodeador paciente
y anuncia tardes livianas
que ahora se apoderan del verano
del día que sufre pérdidas.
Mírame, con restos en el pelo
rubor en las mejillas
regálame, la furia de tus ojos
y lánzame, lo que fui ayer
lo que eres hoy.
Hija del Duero.

8 comentarios:

  1. Bego no sé si es tuyo este poema, pero es precioso.

    Muy sentido.
    Y el título es solemne: la hija del Duero.

    Chica si es tuyo es una pasada y, si no lo es, también. ;)

    Saludotes.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, AuROraZa, el poema es mío y mi niña, es la otra hija del Duero. Siempre reconozco la autoría de los poemas, soy muy respetuosa como me gusta que sean conmigo.
    Muchas gracias por tus palabras
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  3. Un abrado Hija del Duero, me inspiran tus palabras, me llevan lejos me dan rubor en las mejillas, furia en los ojos y recuerdo lo que fui ayer, y lo que soy hoy sin serlo.


    Es un poema magnifico, no puedo dejar de leerte, me lo he impreso!.

    Un abrazo hija del Duero

    ResponderEliminar
  4. Jose, gracias, se hace lo que se puede,

    Calipso, me alegra muchísimo que te guste un poema como este... Yo me siento muy del río, soy hija del agua, de la corriente... Y eso se nota.

    Cariñitos y arrumacos hogareños.

    ResponderEliminar
  5. Está muy bien ,Begoña, me gusta cómo está estructurado, desde esos primeros versos... acariaba ayer a una niña y hoy a otra ..., hasta el final que vuelves a coger el hilo del principio, "lánzame lo que fui ayer..."
    Es bueno, Begoña,está muy bien.
    besazo.

    ResponderEliminar
  6. Alfaro, muchas gracias, siempre me ayudan mucho tus comentarios.

    Cariñitos.

    ResponderEliminar

Regálame tus palabras...